¿Cómo afecta el calor en la batería del coche eléctrico?

Este verano es uno de los más calurosos desde hace décadas, llegando a temperaturas altas de 45 ºC en algunos puntos de la Península Ibérica. El cambio climático es el causante de estas frecuentes y largas olas de calor. En CEEL somos conscientes del calentamiento global, por eso, seguimos apostando por la movilidad eléctrica sostenible, evitando generar más emisiones de gases. ¿Cómo afecta el calor en la batería del coche eléctrico?

En el blog de hoy vamos a ver cómo afecta el calor en la batería del coche eléctrico.

Al igual que en los coches de combustión, los eléctricos se ven afectados por el calor en el desgaste de los neumáticos, el aire acondicionado o los frenos. Además, en los vehículos enchufables, las temperaturas extremas tienen una influencia notable en la batería y por consiguiente en la autonomía del vehículo. 

Las baterías de los coches eléctricos están fabricadas con iones de litio, y se caracterizan por su sensibilidad a las temperaturas. Por lo general, las baterías eléctricas tendrían que oscilar entre 20 y 25 ºC. ¿Qué pasa si se sobrepasa la temperatura máxima de 45 ºC? El calor perjudica los niveles óptimos de la batería y disminuye la autonomía del coche, pudiendo provocar una avería. Si se sobrepasa, entra en juego el sistema de refrigeración, que puede ser por aire o el sistema de refrigeración por líquido que resulta ser más efectivo. Asimismo, influirá en la autonomía el uso intenso del aire acondicionado durante un trayecto, por eso, se recomienda encender el aire antes de salir en ruta. 

Por otro lado, si tienes que instalar un punto de carga en tu casa o cargar en la vía pública, te recomendamos buscar sombras o cargarlo en horas frescas, a partir de las 20h de la noche hasta las 10h de la mañana. 

Si quieres más información sobre las baterías y autonomía de tu coche eléctrico, contacta con nosotros.